epub Njeddo Dewal, Madre De La Calamidad pdf gratis

August 22, 2019

Njeddo Dewal, Madre De La Calamidad por

Titulo del libro: Njeddo Dewal, Madre De La Calamidad

Autor:

ISBN:

Descargar Leer on-line

Libro Njeddo Dewal, Madre De La Calamidad Descargar PDF Gratis

Njeddo Dewal, Madre De La Calamidad Registrate ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El libro esta disponible en PDF, epub, audiolibro y muchos mas formatos. El registro es gratuito.

Había un país paradisíaco, Heli y Yoyo, donde reinaba la riqueza: fortuna, ganado, grano. Vivía sin preocupaciones; La muerte era infrecuente, numerosos descendientes y enfermedad desconocida. El país de Heli y Yoyo era tan querido para el Dios creador que si la luna enojada no aparecía, el firmamento estaba lleno de estrellas brillantes para iluminar el ambiente de los hombres. El país era tan agradable que el extranjero que pisó en él, se olvidó de volver a su tierra. Los habitantes de este país estaban satisfechos de tal felicidad, se volvieron orgullosos, arrogantes y mezquinos. Gueno, el Dios creador, decidió que la desgracia caería sobre este pueblo y creaba un ser que causaría adversidad entre sus habitantes; Que siendo recibido el nombre de Njeddo Dewal, la Gran Harpía septenaria, madre de todas las calamidades. Njeddo Dewal, madre de la calamidad es un libro de aventuras donde el héroe elegido es un hombre de virtud, que tendrá que superar los peligros y las dificultades y en su largo viaje los más variados personajes y fetiches le ayudarán a lograr su propósito: dioses sometidos, Vuelo, corderos mágicos, cráneos que hablan, animales sobrenaturales, hechiceros malvados. Njeddo Dewal, madre de la calamidad, es un cuento mítico, un espejo donde cada uno puede descubrir su propia imagen, a veces real, a veces deformada, una imagen como la vida misma; La lucha entre el Bien y el Mal que nos acosa y penetra dentro de nosotros. Una lucha que muestra lo mejor y lo peor del ser humano: su propia conducta, y que nos enseña que el bien y la confianza en la Providencia siempre prevalecen.